Reverendo Larios

Una parroquia demasiado escasa y unos métodos propios mas que dudosos; apartaron de la Iglesia a este sacerdote que libra su particular batalla contra la institución, a la que acusa de inacción y permisividad para con el infiel.
Recluido, la mayor parte del tiempo y dedicado a examinar antiguas escrituras y tratados de fe, busca salvar a quienes considera perdidos; enfrentándolos a sus propios vicios, llevándoles hasta el límite.
Acompañado, frecuentemente por el vampiro,un agricultor alcohólico vecino del pueblo donde ejerció su diócesis; ambos desarrollan sus prácticas y ceremonias llenas de ritos y ofrendas espiritual
es.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *